Resultado del presupuesto 2016: el PP vive en la autocomplacencia y la fantasía

 

  • Luis Martínez Portillo alardea de tener 7 millones en el banco mientras apenas se realiza inversión y están sobre la mesa problemas urgentes como la plaza de la verdura.
  • Además sigue prometiendo las mismas inversiones que hace 20 años, como la estación de autobuses.
  • Las inversiones anunciadas para 2016, «Las Medranas», «Las Cloacas», el muro de San Francisco, la reparación de la Ermita de la Concepción, no se han realizado.

El pasado 7 de junio se nos remitió la Cuenta General correspondiente al ejercicio 2016. Se aprobó en comisión con los únicos votos favorables del PP y si, no pasa nada, ni hay alegaciones, se presentará para su aprobación en el próximo pleno ordinario de Julio.

Tras un análisis pormenorizado creemos que el Equipo de Gobierno vive en la autocomplacencia y la fantasía.

El PP se queda en los grandes números. Tal y como explicó el alcalde, la liquidación del presupuesto ha dado como resultado:

  • Un superávit de 3.234.697,05 €
  • Un remanente de tesorería de 6.931.707,15€
  • Unos fondos líquidos de 5.339.938,81€
  • Una deuda de 7.542.894,20 € (- 1.415.922,65 €).

Sin embargo, para nosotros, ese documento certifica una mala gestión económica de Calahorra y una ausencia absoluta de modelo de ciudad.

  • La población no deja de descender. Hemos perdido más de 1000 habitantes desde 2012.
  • La inversión no arranca. A 31 de diciembre, de los más de 3 millones presupuestados, se han ejecutado tan solo el 34%.
  • La mayoría de dicha inversión sigue dedicada a pequeñas obras de reparación, mantenimiento o conservación que técnicamente se llevan al capítulo de inversión, por ejemplo, las mejoras en el canon de AGUAS.
  • La inversión productiva, es decir, aquellas inversiones que puedan modificar el tejido productivo de Calahorra siguen estancadas en 0 €

El presupuesto de 2016 ha sido la constatación de que el PP y Luis Martínez Portillo son incapaces de sacar adelante proyectos muy importantes para Calahorra:

  • Las Medranas.
  • El Solar de Las Cloacas.
  • La plaza de la verdura.

Se han ejecutado pequeñas cositas que el PP negoció con otros grupos de la oposición para obtener su abstención. (Zona de Esparcimiento Canino, Parques Infantiles y Parque para mayores, por ejemplo).

Desigualdad de ejecución del gasto corriente

Partidas con una ejecución muy elevada:

Como siempre las partidas de festejos sellevan la palma con partidas en las que se ha gastado hasta el 270% de lo presupuestado. No nos sorprende que el PP se preocupe de tirar la casa por la ventana en festejos mientras las inversiones importantes siguen sin realizarse.

En la otra cara de la moneda, programas específicos de gasto social que se han quedado muy lejos de lo previsto, las partidas destinadas a Servicios Sociales no han llegado a un 60% de la ejecución. Así es fácil decir que se hacen presupuestos con gran previsión de gasto en Servicios Sociales, preveen mucho más de lo que luego en realidad se destina a la población más vulnerable.

Por otro lado siguen existiendo esas partidas de gasto diverso que son un totum revolutum de un montón de gastos que suman casi 1 millón de euros y que estamos convencidos de que cabe hacer una racionalización de los mismos puesto que muchas veces se disparan:

Gastado % sobre la previsión presupuestaria
ESCUELA DE MUSICA  6.822,32 € 170,56%
FESTEJOS  18.551,39 € 269,84%
FIESTAS POPULARES  296.073,87 € 105,74%
POLICÍA  13.934,18 € 232,24%
ARCHIVO  2.608,59 € 260,86%
ARCHIVO  8.802,78 € 169,02%

Además, creemos que el Equipo de Gobierno está comenzado a descontrolar los mecanismos de control del gasto.

El Ayuntamiento de Calahorra ha abonado durante 2016 en torno a un millón de euros en facturas que carecen de la firma de un funcionario responsable que garantice que el gasto se ajusta a la legalidad y se ha ejecutado correctamente el servicio.

Antes de que se pague una factura a cualquier proveedor dicha factura tiene que pasar por las manos de un técnico, que da el visto bueno y certifica que ese bien, servicio u obra existe y se ha prestado correctamente.

En Calahorra viene siendo habitual ya que los gastos relativos a la agrupación de protección civil cuenten únicamente con el visto bueno de concejal Javier García Rivero que, mucho nos tememos, que seguirá sin ser muy exhaustivo en el control de ese gasto, tal y como ha venido sucediendo en los últimos años y pese al escándalo de hace un par de ejercicios.

Pero además, este año hemos detectado irregularidades en la firma de las facturas de las obras que realiza AQUALIA conforme al canon de abastecimiento: 95.776,83 €

Estas facturas deberían estar firmadas, además de por el concejal, por un técnico encargado del control y el seguimiento de dicho contrato.

En este caso el concejal es Óscar Eguizábal.

Ocurre lo mismo en las facturas emitidas por el Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja por el servicio de recogida de residuos en un montante de facturas que asciende a 745.117,43 €

En este caso el concejal es también Óscar Eguizábal.

Puede que sea un despiste, puede que sea desidia.  Lo que sí es seguro es que dichos gastos, que en total suman 840.894,26 € no han pasado por todos los controles debidos´ lo cual es irregular y se salta las normas del Ayuntamiento de Calahorra.

Es particularmente grave en el caso del contrato de aguas porque, aunque sea menor el gasto, son obras que se realizan conforme al Canon de Abastecimiento y un técnico debería informar si dichas obras pueden o no pueden financiarse conforme a ese canon y si han sido correctamente recibidas.

En resumen, el PP hace una lectura triunfalista, autocomplaciente y fantasiosa de la situación económica de Calahorra. Intenta esconder detrás de los grandes números:

  • Su incapacidad para sacar adelante los proyectos que Calahorra necesita.
  • La baja ejecución de los proyectos de inversión para Calahorra.
  • La inexistencia de inversión productiva.
  • El derroche que se hace en materias como festejos, que parece ser lo único que le preocupa.
  • La relajación en los mecanismos de control del gasto público.

En definitiva, alardear de tener un superávit de 3 millones y un remanente de 7 cuando no se está realizando inversiones necesarias y urgentes en la ciudad es engañar a los ciudadanos y ciudadanas de Calahorra que pagan impuestos para recibir mejores servicios y tener las calles en buenas condiciones.

De nada sirve tener 7 millones guardados en el banco si la plaza de la verdura está cada vez en una peor situación, las piscinas municipales no reciben las reparaciones que necesitan, la ermita de la concepción sigue cerrada o el muro de San Francisco sigue sin ser reparado a pesar de que hace 5 años que anuncian su reparación.

Una ciudad paralizada con un equipo de gobierno que solo se preocupa de las fiestas mientras lo importante se posterga hasta el infinito.

Cuando el PP entró en el gobierno de la ciudad una de sus grandes promesas era hacer una nueva estación de autobuses. 22 años después siguen haciendo la misma promesa.

Entrevista en ONDA CERO Rioja Baja sobre la situación económica

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *