El PSOE satisfecho con el cambio del modelo de gestión del Complejo Polideportivo de La Planilla

  • Los Grupos Políticos municipales hemos tenido que negociar las condiciones de la nueva licitación que entrará en vigor el próximo 1 de julio y que será adjudicado en el próximo pleno.
  • El modelo anterior no ofrecía ningún incentivo a la empresa para mejorar los servicios puesto que sus ingresos eran fijos y provenían del presupuesto municipal.

En 2008 el Grupo Popular en solitario aprobó la adjudicación a EULEN mediante un contrato administrativo especial de gestión integral del complejo polideportivo de La Planilla. Un contrato de seis años prorrogable por 4 anualidades. En 2014 y 2015 el Partido Popular, también en solitario, aprobó prorrogar el contrato incluyendo el campo de fútbol.

Según el modelo de gestión que hay desde 2008, el Ayuntamiento de Calahorra pagaba a la empresa 1.138.161€ (precio de 2016) al año, mientras que la recaudación se la quedaba el Ayuntamiento. Esto ha supuesto un déficit anual de entorno a los 600.000€, pérdidas que el Ayuntamiento de Calahorra asumía.

La empresa concesionaria, EULEN, recibía 95.000€ al mes por la gestión de las piscinas con independencia de los ingresos de las mismas, es decir, sin ningún incentivo para atraer a un mayor número de usuario. De esta manera EULEN tendía pocos incentivos para mejorar la satisfacción de los usuarios o aumentar la oferta deportiva puesto que sus ingresos estaban prefijados.

El PSOE de Calahorra siempre se ha mostrado contrario al modelo existente. En 2015 y ante la pérdida de mayoría absoluta del PP no han podido prorrogar el contrato y han tenido que pactar con el resto del Grupos Políticos uno diferente para poder sacar adelante la licitación.

El próximo lunes se aprobará la nueva adjudicación por cinco años a la empresa Gestport mediante un modelo de concesión. El Ayuntamiento de Calahorra pagará a la nueva concesionaria un canon de 270.000€ anuales (hasta ahora asumíamos un déficit de 600.000€) y la empresa se quedará con la recaudación de las piscinas, de tal manera que sus ingresos dependerán directamente de la afluencia de usuarios a las piscinas.

Para garantizar la rentabilidad de la concesión la empresa adjudicataria está obligada a presentar una oferta de actividades atractiva y una política de precios que atraiga más usuarios para poder tener ingresos suficientes. Esto supone un importante incentivo para que la empresa se preocupe por la satisfacción de los usuarios de las piscinas municipales de La Planilla, por aumentar el  número de abonados y por ofrecer un mejor servicio a los ciudadanos y ciudadanas de Calahorra.

Creemos pues que este es un cambio muy positivo. Aun así, por petición expresa del Grupo Socialista, el contrato contempla la posibilidad de rescindir el contrato si tras dos años de gestión no se han alcanzado los objetivos esperados, que no son otros que mejorar el funcionamiento del servicio y aumentar el número de usuarios.

Tras 20 años de existencia de las piscinas climatizadas, la gestión de las mismas ha dejado que desear y esperamos que este nuevo contrato suponga un cambio de rumbo positivo, que los usuarios lo puedan apreciar y que mejore el servicio.

Finalmente, en estos momentos, la empresa adjudicataria actual tiene que acometer reparaciones en las piscinas para entregarlas en condiciones adecuadas (en caso contrario se tendría que ejecutar la fianza)  y a partir del 1 de julio la nueva concesionaria tendrá que realizar los cambios e inversiones necesarios para comenzar la próxima temporada con el nuevo modelo de explotación.

Este cambio ha sido posible por dos motivos, la falta de mayoría absoluta del PP que les ha obligado a modificar el contrato al serles imposible aprobar nuevas prórrogas, y la disposición de todos los grupos políticos que hemos colaborado buscando ofrecer un mejor servicio en el Complejo Polideportivo Municipal de La Planilla.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *