La redacción del proyecto de la plaza del Raso, fue adjudicado antes de que la empresa encargada recibiera oficialmente la invitación para presentar un presupuesto.

En la plaza del Raso de Calahorra se están realizando unas obras de remodelación. Para su realización, el Ayuntamiento contrató con una empresa externa la redacción del proyecto, el seguimiento de la obra y el estudio de seguridad.
Una obra que para el Psoe es un despilfarro de dinero, ya que principalmente consiste en el cambio del mobiliario urbano actual y se cambia por otro de estética moderna nada acorde con el casco antiguo de Calahorra.
Se trata de todo un despropósito que va a costar a los ciudadanos de Calahorra 215.189€ además del coste del propio proyecto, 18.000€. Sin embargo este no es el único despropósito, la propia contratación del proyecto se produjo se una manera irregular
– 27 de marzo: Propuesta técnica con la necesidad de contratar la redacción del proyecto de obra a una empresa externa
– 27 de marzo, se cursa invitación para presentar un presupuesto a una única empresa señalando un plazo de un solo día para presentar la oferta…Invitación que no fue entregada a la empresa hasta el 3 de abril.
– 27 de marzo a las 10:21 horas (tal y como consta en el registro municipal) presenta el presupuesto. Dicha oferta adjunta documentación fechada el 20 marzo (una semana antes de que la técnico municipal redactara un informe entendiendo que era necesario contratar a un arquitecto externo). Así mismo, el propio presupuesto está fechado y firmado 10 días antes, el 17 de marzo.
– 28 de marzo, se realiza la propuesta de acuerdo para adjudicar la obra al arquitecto seleccionado, firmada por la concejala de Urbanismo, Rosa Ortega
– 31 de marzo, La Junta de Gobierno Local adjudica la redacción del proyecto al arquitecto elegido
– 1 de Abril, el alcalde Luis Martínez-Portillo anuncia en rueda de prensa la contratación de este proyecto
– 3 de Abril, el arquitecto recibe oficialmente la invitación para presentar una oferta.

Esta sucesión de hechos demuestra claramente el trato de favor del Ayuntamiento de Calahorra a la hora de realizar contratos menores.
El alcalde ha de explicar a los ciudadanos de Calahorra cómo es posible que un arquitecto tenga preparado un presupuesto el 17 de marzo cuando no recibió hasta el 3 de abril la invitación para presentarlo.
Esperamos que de claras explicaciones y que se abstenga de insultar y calumniar a los concejales y concejalas del Partido Socialista como es en él tan habitual. Así mismo, ante su continua acusación de que faltamos a la verdad estaría bien que enseñaran alguna prueba que demostrara cuál de los datos que ofrece el Psoe no se ajusta fielmente a los que descubrimos revisando los expedientes municipales. Los concejales y concejalas informan de las actuaciones del PP de Calahorra, si se sienten desprestigiados por ello, tal vez deberían simplemente cambiar su forma de actuar.
Un Ayuntamiento democrático no puede tener este tipo de comportamiento, contratando a dedo proyectos que siempre cuestan 18.000€ para los que no se piden varios presupuestos y que se dan a empresas y profesionales con los que ya se tienen apalabrado el contrato.
Es un modo de operar contrario a la ética, a la transparencia y a la igualdad de oportunidades que a los que el Partido Popular de Calahorra ha de poner fin de una vez por todas.
Un alcalde ha de velar por los intereses de los ciudadanos de Calahorra, con este tipo de comportamientos, Luis Martínez-Portillo, no lo hace.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *