El Ayto. de Calahorra pierde los 19.000€ de la subvención para la reforma de la Biblioteca Municipal por no realizar la obra a tiempo

  • La Consejería de Desarrollo Económico e Innovación declaró la “pérdida de derecho de cobro” del Ayuntamiento de Calahorra de la subvención concedida el pasado año para la reforma y renovación de la instalación de climatización de la biblioteca municipal.
  • Se dejarán de ingresar los 18.968,85 € que el Gobierno de La Rioja había concedido como subvención por no haber ejecutado la obra dentro del plazo establecido.

El Ayuntamiento de Calahorra optó a una subvención del Gobierno de La rioja para la adecuación de espacios culturales, la subvención fue concedida pese a un problema con la tramitación de la misma.

Finalmente el Ayuntamiento de Calahorra no ingresará los casi 19.000 € concedidos por la tardanza en la ejecución de la obra. Desde el Equipo de Gobierno se remitió una alegación,  la ya consabida apelación a las dificultades con la nueva de contratos.

La respuesta recibida del Gobierno de La Rioja ha sido contundente 

4.- La entidad beneficiaria ha presentado, en forma y plazo, con fecha 7 de febrero las alegaciones que ha considerado oportunas.

En el escrito que las contiene, queda constancia de que, lógicamente, de manera previa al inicio del procedimiento de contratación de las obras, hubo que esperara a la redacción del proyecto técnico, cuya elaboración y posterior aprobación duró cerca de cuatro meses. Casi mes y medio después, la Junta de Gobierno Local acordó la apertura del procedimiento de licitación el 12 de noviembre de 2018, es decir, estando ya fuera del plazo establecido por la Resolución de convocatoria. La consecuencia final es que “el acta de comprobación del replanteo se realizará el 14 de febrero de 2019”, fecha a partir de la cual, tendrá lugar el inicio de la obra.

Todo este cúmulo de retrasos, según el beneficiario, queda justificado en la complejidad administrativa de la tramitación del expediente, motivada principalmente por la entrada en vigor de la Ley de contratos del Sector Público.

Efectivamente, la aplicación de la vigente normativa sobre contratación ha supuesto una complejidad añadida al funcionamiento ordinario de las Administraciones Públicas, tratándose por tanto de un problema compartido, al que ninguna de ellas es ajena, puesto que ha causado distorsiones comunes en el Sector Público al que va dirigida.

Probablemente, esa dificultad fuera la que motivara que el Disposición final decimosexta de la Ley depusiera una amplia vacatio legis de cuatro meses, desde su publicación en el BOR, la cual se produjo el pasado 9 de noviembre de 2017, que permitiera el adecuado conocimiento de la norma antes de su entrada en vigor.

Por tanto, lo que no parece argumentable, es que aquella aludida dificultad, a la que la propia Ley pone remedio, se convierta aquí en título justificativo para el incumplimiento, en este caso, de las obligaciones derivadas de la normativa aplicable a las subvenciones en cuestión, y en concreto, a lo establecido en la resolución de convocatoria de esta consejería, cuyo punto 8 dispone que el plazo de realización de las reformas y reparaciones de los locales culturales será comprendido entre el 1 de noviembre de 2017 y el15 de octubre de 2018, máximo cuando a fecha de hoy (21 de febrero) la obra todavía no se ha iniciado.

En definitiva, únicamente la falta de agilidad y planificación del Ayuntamiento de Calahorra a la hora de ejecutar la obra ha impedido que se reciba una subvención del Gobierno de La Rioja. Una subvención que muchos otros municipios que se ven sometidos a la misma ley van a poder recibir sin ningún problema.

El Equipo de Gobierno marca sus prioridades a la hora de realizar contratos. En estos momentos el concejal de Administración General prioriza, como ha quedado de manifiesto hoy mismo, la contratación de temas relacionados con festejos y aparca otras cuestiones.

No es la primera vez que la falta de planificación y de agilidad del concejal de contratación genera problemas, que siempre justifican apelando a la ley de contratos pero que no es más que una excusa puesto que son sus prioridades las que causan estos problemas

Por otro lado, la concejala de cultura, Mónica Arcéiz cuyo departamento ha sido el responsable de la tramitación de esta subvención tampoco ha sabido coordinar y agilizar una obra que no es más que la sustitución de la climatización de la biblioteca.

El desgobierno, la falta de trabajo, la mala coordinación y las prioridades que el PP tiene para la ciudad traen como consecuencia este tipo de problemas, con un alcalde incapaz de tener claro cuáles deben ser las prioridades para solucionar los problemas de Calahorra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *