La menor asistencia a los museos y Centros de Interpretación denota una deficiente gestión, falta de planificación y el agotamiento de ideas del concejal de cultura.

La menor  asistencia a los museos y Centros de Interpretación denota una deficiente gestión, falta de planificación y el agotamiento de ideas del concejal de cultura.

Los malos datos de visitantes a los museos de nuestra ciudad no solo se deben achacar a la crisis como hace el Concejal Sr. Ibáñez, a la vista de los datos de años anteriores. Años de crisis,  como  el año 2010, año difícil, sin embargo alcanzamos cifras de 2.000 visitantes más a cada  museo, o en 2012.

Este año el Museo de la Romanización ha recibido prácticamente las misma visitas que el año pasado, el de la verdura pierde cerca de 1.000 visitantes y el nuevo centro de la Casa Santa apenas alcanza los 200 visitantes una vez pasada las Jornadas de Puertas Abiertas.

ROMANIZACIÓN VERDURA
2010 6.849 4.979
2011 4.039 2.533
2012 5.465 2.653
2013 4.430 2.650
2014 4.622 1.654

El Centro de interpretación de la Verdura, o museo de la verdura ha faltado planificación en las previsiones de futuro. Así que acudimos a este baile de cierres y aperturas y sin ningún especialista que lo dinamice, que investigue, que amplíe sus fondos con un criterio técnico y que dote al museo poco a poco de un rico fondo museístico. Como resultado el número de visitas cada vez es más bajo. El Museo de la verdura necesita diseñar un proyecto-planificación y  acometer un plan de viabilidad, de búsqueda de recursos y presupuesto. Los datos dejan claro que cada año el museo va perdiendo interés y visitas.La crisis no puede ser la excusa para todo, habrá que achacarla también a otras causas. Por ejemplo, ha faltado planificación y  gestión:  en el caso de la Casa Santa, ni siquiera posee los medios y el nivel para ser un centro de interpretación, con una serie de paneles explicativos repletos de grandes textos, que pocos leen (estudios demuestran que no leemos más de 15 o 30 líneas de esas características en estas situaciones) acompañado de fotografías de poca calidad que no cumple las expectativas ni de información ni de formación

Los museos han de ser instituciones vivas, no un continente que se rellena una vez y se olvida para siempre.

Mención aparte merece el yacimiento arqueológico de la clínica, un yacimiento abandonado y en el que se realizó una intervención equivocada que ha traído como resultado la imposibilidad de visitar realmente el yacimiento.

Creemos que hace falta un cambio importante de rumbo en la dinamización de los museos y centros de exposiciones de la ciudad, un cambio que termine con la política realizada durante 20 años por el concejal de cultura cuyos resultados saltan a la vista.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *