El PSOE muestra su preocupación por la demora injustificada en la aprobación de la ordenanza de subvenciones

El pleno aprobó en el abril de 2016 la redacción de una ordenanza de subvenciones para que fuera aplicada de cara al presupuesto de 2017 a propuesta del PSOE.

Desde el mes de junio el Grupo Socialista se ha venido interesando, comisión tras comisión, sobre la ordenanza de subvenciones y su redacción para que pudiera ser aprobada lo antes posible para ponerla en marcha en 2017.

Se trata de un importante cambio en el sistema actual que ha de ponerse en marcha para las subvenciones de 2017 y que va a necesitar de un periodo de aprendizaje y de adaptación tanto para los técnicos municipales como para las asociaciones de la localidad.

Como todo cambio, en un primer momento pueden surgir problemas que requieran que la ordenanza esté hecha con tiempo para facilitar el cambio y que no tenga efectos negativos en la planificación de actividades de las asociaciones.

Durante años, el Ayuntamiento de Calahorra ha concedido la mayoría de subvenciones mediante el procedimiento de subvención nominativa por  convenios. Pero según el Tribunal de Cuentas, el procedimiento usado por el Ayuntamiento de Calahorra ha de ser usado como excepción y no como norma a la hora de otorgar subvenciones.

Esto ha supuesto que tanto los requisitos como los importes y porcentajes subvencionados obedezcan a criterios que se aplican discrecionalmente, es decir, que varían en función de cada asociación.

La ordenanza de subvenciones sentará las bases para que cada departamento convoque anualmente la concesión de subvenciones a las que toda asociación que cumpla los criterios pueda presentarse en igualdad de condiciones y con exactamente los mismos requisitos. El Ayuntamiento de Calahorra cumpliría así con las directrices del Tribunal de Cuentas, facilitaría la libre concurrencia y la igualdad de oportunidades y las asociaciones verían reconocidos sus derechos y obligaciones con mayor seguridad jurídica.

Este sistema flexibilizará la concesión de subvenciones. Actualmente, cuando una asociación que tiene en el presupuesto una subvención nominativa no hace uso de la misma este dinero no puede ser aprovechado por otras asociaciones.

Además permitirá abrir convocatorias concretas para dar subvenciones de equipamiento, por ejemplo, o para la realización de actividades en periodos concretos o con objetivos determinados previamente por el Ayuntamiento de Calahorra (campañas de navidad, actividades culturales en torno a conmemoraciones históricas, concienciación ciudadana en temas de interés para el consistorio, etc.).

Desde septiembre hay un borrador para la aprobación de una ordenanza que regule la concesión de subvenciones del Ayuntamiento de Calahorra. A primeros de octubre, el PSOE remitió una serie de consideraciones sobre el borrador para mejorar y completar su redacción. El Partido Popular decidió entonces retirar de la comisión de Administración General de octubre la propuesta de aprobación de la ordenanza por lo que no fue llevado al pleno de octubre. En las comisiones de noviembre nos hemos encontrado con que el Parido Popular no ha incluido la aprobación de la ordenanza, un mes después de haberla retirado.

Hay que tener en cuenta que antes de su aprobación definitiva ha de haber un periodo de exposición pública durante el cual las asociaciones podrán realizar las alegaciones que estimen pertinentes. Un proceso que puede mejorar el texto presentado en primera instancia por la corporación municipal.

Por lo tanto este retraso esta siendo propiciada únicamente por el Partido Popular, pues el resto de grupos están de acuerdo en la conveniencia de la redacción de esta ordenanza.

Ante la necesidad de poder comenzar durante 2017 a aplicar la ordenanza instamos al Partido Popular a que el texto definitivo pueda ser llevado al pleno de diciembre. Hemos de recordar que va a suponer una modificación importante en la elaboración de los presupuestos en los que el dinero destinado por cada departamento para la concesión de subvenciones ha de estar recogido en una aplicación específica para la concesión de subvenciones mediante convocatorias y no en diferentes subvenciones nominativas.

Demorar en el tiempo sin justificación la aprobación de la ordenanza puede suponer  la aparición de dificultades que sufrirán las asociaciones de Calahorra y que se pueden prevenir aprobando cuanto antes la ordenanza y realizando un proceso de adaptación, informando y formando a las asociaciones de la ciudad para mejorar entre todos el sistema de concesión de subvenciones. Esto beneficiaría a toda la ciudad y a las propias asociaciones.

No hay justificación para que aún no se haya llevado a pleno la aprobación inicial teniendo en cuenta que su redacción se aprobó en abril.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *