Los contratos a dedo de urbanismo en 2014 han supuesto un sobrecoste de entre 30.000 y 55.000€

En el pasado pleno ordinario del mes de noviembre presentamos una moción que solicitaba, entre otras cosas, que a la hora de otorgar contratos menores (aquellos de coste inferior a 18.000€+IVA para servicios y de 50.000+IVA para obras) el Ayuntamiento de Calahorra pidiera siempre un mínimo de 3 presupuestos, entre otras cuestiones. Esta moción pese a contar con el apoyo del resto de grupos de la oposición fue rechazada por el PP.

En el área de urbanismo se realizan muchos contratos, para la ejecución de obras y redacción de proyectos (pese a disponer de una amplia plantilla en este área de 11 personas que nos suponen un presupuesto anual de 387.000€) Pese a este nutrido equipo de profesionales competentes y cualificados, el Ayuntamiento de Calahorra acostumbra a contratar multitud de servicios a empresas externas como la redacción de proyectos o el seguimiento de obras.

En lo que va de año, el área de urbanismo del Ayuntamiento de Calahorra ha realizado contratos menores por un valor de 247.000€ de los cuales 127.000€ corresponden a contratos de servicios de redacción de proyectos, dirección de obra, etc. Unos trabajos asumibles por el equipo técnico del propio Ayuntamiento, lo que supondría un ahorro importante para las arcas municipales. En el presupuesto de 2015 hay una partida de 200.000€ prevista para la redacción de estudios y proyectos de urbanismo.

Repasando los 17 contratos menores realizados por el área de urbanismo en lo que va de 2014 hemos visto como en unos de ellos se han pedido presupuestos, hasta a 17 empresas distintas, mientras que otros han sido concedidos directamente a una empresa sin pedir más presupuestos.

Realizando una sencilla comparativa de lo que sucede cuando se contrata directamente a dedo a una empresa y lo que sucede cuando se pide más de un presupuesto, vemos llamativas diferencias.

En aquellos contratos concedidos a dedo, el coste de estos contratos es de media un 9% más bajo que el tipo máximo de licitación. Cuando se piden varios presupuestos, de media, se otorgan con un baja de un 51% respecto de la oferta más alta. Se trata de una diferencia muy importante. Un 9% frente a un 51% de ahorro.

Hay ejemplos muy llamativos:

– Para el proyecto de derribo de una casa situada en la Calleja de las Monjas Nº 5, se pidieron presupuesto a 11 estudios de arquitectura, recibiendo 5 ofertas, la mayor de ellas fue de 6.650€, se adjudicó por 425€

– Derribo del edificio situado en el Planillo de San Andrés Nº31, presupuestado en 21.780€ se pidió presupuesto a 5 empresas, respondiendo 3. Se adjudicó por 9.498,50€

– Reparación de las calles Pastores y Justo Aldea, con un presupuesto previo de 43089,07, se pidieron 11 presupuestos, recibiendo 7. Se adjudicó por 33.988€, es decir 10.000€ menos de lo presupuestado.

Como se puede observar en estos ejemplos, cuando se favorece la competencia entre varias empresas se obtienen precios muy ajustados.

Por el contrario, tenemos varios ejemplos de contratos de proyectos de obras dados a una empresa directamente (no pidiendo más que un solo presupuesto) cuyo tope máximo legal de licitación es de 21.780€ (18.000€+IVA) que nos han costado lo siguiente:

– Proyecto de reparación de caminos rurales, coste: 21.659€

– Proyecto de reparación del camino del polideportivo, coste: 21.175€

– Refundido del proyecto del entorno de San Francisco, coste: 21.175€

– Proyecto rehabilitación del firme de Bebricio, coste: 21.538€

Ejemplos claros que demuestran que cuando se dan a dedo estos contratos menores pagamos prácticamente el tope legal establecido por la ley para los contratos menores de servicios. Algo muy distinto a lo que sucede cuando se piden varios presupuestos.

Pese a ser legal, supone un importante menoscabo de las arcas municipales y evidencia una deficiente gestión.

Solo en estos 17 contratos analizados en 2014 del área de urbanismo hemos pagado entre 30.000 y 55.000 euros de más, por dar a dedo una serie de contratos menores, en lugar de pedir varios presupuestos.

Este era el sentido de la moción que presentamos al pleno y a la vista de los datos, que hablan por sí solos, esperamos que el Partido Popular reconsidere su postura y destierre para siempre el pedir un solo presupuesto, poniendo de esta manera por delante los interese del Ayuntamiento de Calahorra y de nuestros ciudadanos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *